Maternidad y Desarrollo Profesional: Conciliando Carrera y Maternidad.

La maternidad es un capítulo transformador y enriquecedor en la vida de una mujer, pero a menudo se acompaña de desafíos, especialmente cuando se busca conciliar el desarrollo profesional. En este post quiero explorar contigo estrategias efectivas para conciliar tu carrera profesional y la maternidad, destacando la importancia de la conciencia emocional y cómo la terapia psicológica perinatal puede ser una aliada invaluable en este viaje.

Los desafíos de la madre profesional.

Me parece importante que tomemos conciencia de los desafíos a los que nos enfrentamos las mujeres. En primer lugar, es fundamental tomar conciencia de que muchas mujeres postergan el deseo de ser madres hasta que llegue “la situación ideal”, es decir, sienten que tienen que postergar esa decisión hasta que se encuentren en un mejor momento personal o profesional.

Muchas veces les lanzo está pregunta a las mujeres que acompaño: “¿Por qué no tratamos de compatibilizar ambas esferas?”. Está bien buscar el ideal, ya que nos moviliza. Sin embargo, hay que tener en cuenta que lo ideal en muchas ocasiones es enemigo de lo posible.

Muchas madres me cuentan en consulta que sienten que pierden tiempo con sus hijos si atienden determinados compromisos profesionales. En cambio, también sienten que se quedan fuera de ciertas conversaciones a nivel laboral si se quedan con sus hijos.

Otro punto y no menos importante, es la carga mental que soportamos la mayoría de mujeres. Es un punto que merece que le dediquemos un post y una reflexión aparte.

Con este contexto acuden muchas mujeres a consulta. Con sentimientos de estrés y ambivalencia acerca de la conciliación. Quiero contarte algunas estrategias que utilizamos, recordarte que sería necesario realizar una evaluación individualizada para aplicarlas a tu contexto particular, pero nos pueden servir de guía.

Aspectos a tener en cuenta en la conciliación trabajo-familia:

1. Planificación Estratégica: Antes de la llegada del bebé, es crucial realizar una planificación estratégica. Evalúa las políticas de permisos de maternidad de tu lugar de trabajo, organiza cuidado infantil y considera cómo adaptar tu rol laboral para facilitar una transición más suave.

2. Establece Límites Claros: Define límites claros entre tu vida laboral y personal. La tecnología puede facilitar la conectividad constante, pero establecer momentos específicos para trabajar y desconectar es fundamental para tu bienestar y el de tu familia.

3. Comunicación Abierta: Fomenta una comunicación abierta con tu empleador sobre tus necesidades y expectativas. La transparencia puede conducir a soluciones flexibles, como horarios de trabajo ajustados o la posibilidad de trabajar desde casa.

4. Delega y Prioriza: La maternidad a menudo requiere una revisión de prioridades. Delega tareas cuando sea posible y aprende a priorizar las responsabilidades tanto en el trabajo como en casa para mantener un equilibrio saludable.

5. Desarrolla una Red de Apoyo: Construir una red de apoyo es esencial. Comparte responsabilidades con tu pareja, familiares o amigos de confianza. Tener un sistema de apoyo sólido contribuye significativamente a la gestión del estrés.

6. Practica el Autocuidado: El autocuidado es crucial para mantener el equilibrio. Dedica tiempo para cuidar de ti misma, ya sea a través de actividades relajantes, ejercicio o momentos de tranquilidad. Una madre equilibrada es más efectiva tanto en su carrera como en la maternidad.

7. Flexibilidad y Adaptabilidad: La flexibilidad y la capacidad de adaptación son habilidades clave. La maternidad puede ser impredecible, y la capacidad de adaptarse a cambios inesperados en el trabajo y en casa es esencial.

Terapia Psicológica Perinatal: Un Recurso Valioso:

La transición a la maternidad mientras se avanza en la carrera profesional puede generar una serie de desafíos emocionales. La terapia psicológica perinatal emerge como una herramienta invaluable para abordar estos desafíos. Algunos beneficios incluyen:

1. Manejo del Estrés: La terapia proporciona estrategias efectivas para gestionar el estrés relacionado con la maternidad y las demandas laborales, promoviendo un equilibrio saludable.

2. Exploración de Roles: Ayuda a explorar y entender los nuevos roles que surgen con la maternidad y cómo estos se integran con tu identidad profesional.

3. Desarrollo de Habilidades de Afrontamiento: La terapia perinatal equipa con habilidades de afrontamiento para enfrentar desafíos, como la culpa, la ansiedad o la presión profesional.

4. Fortalecimiento de la Autoestima: Aborda temas de autoestima y autoconfianza que pueden surgir durante la transición a la maternidad, apoyando un sentido positivo de la identidad.

5. Apoyo en la Toma de Decisiones: Proporciona un espacio seguro para explorar y tomar decisiones sobre tu carrera y la maternidad, alineadas con tus valores y metas.

En conclusión, la maternidad y el desarrollo profesional pueden coexistir

armoniosamente con una planificación cuidadosa y un enfoque consciente. La terapia psicológica perinatal emerge como una guía valiosa para fortalecer tu bienestar emocional y equilibrar estos roles fundamentales en tu vida. Al abrazar esta transición con conciencia y apoyo.

Abrir Whatsapp
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?
Call Now Button